¿Cómo influye el trading algorítmico en el market making?

En este artículo te contaremos cómo el trading algorítmico puede ayudar a los market makers mediante la implementación de ArQuants para operar activos en el mercado de capitales, automatizando la mesa de operaciones, algo qmuy ventajoso a la hora de operar grandes volúmenes de activos.
ALGORITHMIC TRADING+MARKETMAKING
Tiempo de lectura: 10 minutos
Table of Contents

En el artículo Lo que tienes que saber sobre Market Making en Latinoamérica compartimos contigo todo el conocimiento clave para que puedas identificar la modalidad y las ventajas de operar con un Market Maker, además de una reseña del Programa de Creadores de Mercados que impulsa el gobierno Argentino.

En esta ocasión, te ayudaremos a reconocer cómo el trading algorítmico puede ayudar a los market makers mediante la implementación de ArQuants, una plataforma simple, confiable y segura que aplica la tecnología Quants para operar activos en el mercado de capitales, automatizando la mesa de operaciones, algo que resulta muy ventajoso cuando se operan grandes volúmenes de activos. 

Antes de eso, repasemos algunos conceptos necesarios:

¿Qué es market maker y qué representa para el trading?

Los market makers son hacedores de mercado y/o proveedores de liquidez. Vale decir, que pueden ser bancos, instituciones financieras o personas en calidad de inversores. En este último caso, es necesario hacer la salvedad de que estos deben manejar un volumen exponencial de activos para ser aceptados como creadores de mercado, pudiendo representar un impedimento para funcionar como tales, en caso contrario.

En el mundo del trading, los compradores, vendedores y brokers aparecen como las figuras que mantienen el movimiento de los mercados. Sin embargo, estos son solo una parte que lo compone pero no son, definitivamente, quienes movilizan los activos, mientras que sí lo son los market makers.

Esto es así porque son quienes, para ser concretos, se comprometen a convertir los activos financieros en dinero, incluso movilizando ciertos activos estáticos para que recuperen liquidez. Actúan como compradores y/o vendedores, reteniendo una ganancia del spread. 

Como tales, controlan la cantidad de activos financieros disponibles en los mercados ajustando el precio según la oferta y la demanda.

Aquí es donde se explica la razón por la cual deben manejar grandes volúmenes de activos, y es porque, con el propósito de otorgar liquidez, tienen que estar preparados para responder a las órdenes en tiempos cortos y con precios competitivos. 

Ahora bien, ¿cualquiera puede ser market maker? Sí, siempre y cuando responda a los requisitos que se imparten para que se puedan registrar y se autorice su postulación como tales. 

Cada entidad emisora de pliegos para market making tiene sus propios requisitos, pero existen algunas consideraciones generales, a las cuales les destinamos nuestra atención antes de enfocarnos en las ventajas del trading algorítmico, en este sentido.

Consideraciones generales para hacer market making

Los market maker llegan a esta función tras registrarse y ser aceptados como tales porque cumplen con ciertas consideraciones que son emitidas por la entidad solicitante, pudiendo ser el Estado -puedes volver al artículo donde mencionamos la reglamentación de Hacienda en Argentina– o también los mercados. 

Básicamente quieren cumplir este rol porque obtienen ganancias con el spread o las comisiones, o porque son tentados con beneficios impositivos, tan solo por nombrar algunas opciones que los atraen. Una vez más, cada emisor de pliegos estipula diferentes condiciones.

Sin embargo, para este artículo te compartimos algunas consideraciones generales para los que quieran participar como market makers:

  • Mostrar posturas de compra y venta en pantalla el mayor tiempo posible.
  • Deben respetar un spread máximo.
  • Tienen que cotizar todos los activos.
  • Tienen que tener un volúmen mínimo operado en la rueda.
  • Mantener un ratio entre trades a los cuales agrede y es agredido.  

Como dijimos, no son las únicas. Empero vamos a desglosar un poco más cada punto: 

Tal y como lo mencionamos, una de las condiciones que hay que cumplir es la de mostrar posturas de compraventa en pantalla todo el tiempo. Sin embargo, esto tiene variaciones, porque no es necesario que sea el 100% del tiempo, pero tampoco puede ser menos de lo que dura un día de negociación.

Mostrar posturas de compra y venta en la pantalla es, simplemente, comprar algo a un precio determinado y poner una orden en simultáneo de venta para vender algo a otro precio. 

Claramente los precios son diferentes porque expresan un valor de compra y uno de venta; de la diferencia surge el spread, y con él, lo que podríamos llamar la segunda condición para ser market maker: el spread no puede superar un valor máximo, el cual estará determinado por los pliegos que reglamentan la aceptación de esta figura en el mercado.

Esta reglamentación, al mismo tiempo, permite que el spread del market maker sea una razón por la cual provoque la liquidez de los activos, pero también estimula la negociación con puntas no tan alejadas entre sí. Cuanto más cerca están los precios, más posibilidades hay de que se propicie el negocio, simplemente porque quien quiere comprar, paga, y el que quiere vender, vende.

Una tercera condición para hacer market making es cotizar todos los activos. En el caso de los pliegos emitidos por el gobierno argentino, los market maker tienen que cotizar todas las letras del tesoro que son aproximadamente diez. Esto engrosa mucho más la cantidad de actividades a cuenta del market maker, lo que hace que sea prácticamente imposible llevarlo a cabo de manera manual e individualizada. Claro que antes se hacía de esa forma, pero obligando a la entidad a sumar recurso humano profesionalizado que se dedique exclusivamente al seguimiento y actualización de cada activo.   

[…] 

Es que además, para que esta condición sea posible es necesario actualizar constantemente las órdenes de un activo en relación al precio de referencia, dato que cambia constantemente. 

Otra consideración para dedicarse al market making ya la mencionamos al comienzo, y es la capacidad de operar un volumen mínimo de activos financieros que es muy alto. Por esto mismo, cuando el market maker está comprando y vendiendo de forma regular es posible que llegue a ese volumen, pero sino tiene que esperar que lo agredan o salir a agredir, esto es generar negocio, comprando o vendiendo.

Este parámetro como agresor o agredido se mide con la unidad de ratio, que es la razón o cociente de dos magnitudes relacionadas entre sí. En este sentido, una quinta condición para ser market maker es mantener un ratio entre agresor y agredido estipulado en la emisión de pliegos. Por ejemplo: si el market maker coloca ofertas de compra y venta en la pantalla y se las compran y venden, entonces está siendo 100% agredido. El market maker no motivó a los traders, sino que simplemente lo encontraron.

Sin embargo, el market maker puede ser agredido en el 90% de sus trades, pero en un 10% tiene que salir a agredir de lo contrario no podría operar como tal. 

Con todas estas condiciones que como advertimos no son las únicas sino algunas consideraciones generales, ya se puede visualizar la complejidad de la figura del market maker. Es hora de responder cómo el trading algorítmico ayuda y potencia las negociaciones.

¿Cómo el trading algorítmico beneficia al market making?

Como lo hemos visto en este artículo, los market makers tienen que cumplir con ciertas consideraciones para operar como tales. En concreto, los programas de market maker no aplican sobre cada activo, sino sobre el total de activos financieros que tienen que operar. 

Esto, sumado al volúmen de activos, el tiempo en pantalla y el ratio entre trades que deben respetar, los obliga a actualizar constantemente los precios operados, tanto y en cuanto proporcionen el propósito de liquidez por el cual ejercen haciendo market making.

Hasta no hace mucho tiempo atrás, esta actividad se llevó a cabo de forma manual. Para evitar errores y eficientizar la operatoria, lo que suelen hacer las entidades que se presentan como market maker es contratar cada vez más recurso humano profesionalizado para hacer un seguimiento de cada activo y actualizando continuamente, mientras está en pantalla.

Esto representa un gran costo de profesionalización de los talentos dedicados, más la corrección de errores, porque aunque se sumen cada vez más personas, ya conocen el dicho: “Errar es humano…”.

¿Cuál es la solución? Automatizar ese proceso con un robot que está leyendo los precios de todos los activos que se quieren cotizar y cuando cambia le aplica el spread para actualizar sus órdenes.

Este es, sin dudas, el gran beneficio del trading algorítmico para los market maker que además de obtener ganancias por el spread, comisiones y beneficios que ofrezcan los programas, también podrán percibir un mayor impacto de sus negociaciones optimizadas, rápidas y eficaces. 

A medida que el market maker logra mayores operaciones, gana más confianza en el mercado y los traders lo eligen para la compra o venta, cada vez que se presenta esa oportunidad. Por su parte, y al mismo tiempo, el mercado se ve beneficiado con la pronta liquidez de activos que pudieran estar estancados o con un ritmo de negociación no tan favorable.

De esta forma, el trading algorítmico termina optimizando una mesa de operaciones, permite el ahorro de tiempos, ahorro de recursos -en lugar de pagarle a cinco operadores, se le paga a uno solo que solo monitorea-, es mucho menos propenso a errores por estar enviando órdenes todo el día, y siendo que el precio puede cambiar hasta diez veces por minuto o más.  

Además otra condición suele ser que hay que tener un volumen operado mínimo. Esto significa que como market maker cotiza todos los activos que se requieren por programa, con un spread que no supera el máximo solicitado y un tiempo de permanencia en pantalla estipulado. Pero, si nadie compra o nadie vende, no se generan negocios y los programas piden un mínimo de volumen operado. 

Esto, simplemente, requiere de una automatización: si van operando, se llega al volumen con comidad, de lo contrario es necesario salir a agredir. La manera más práctica de hacerlo sin padecerlo es, nuevamente, con un robot.

En cuanto a la regla que exige que el market maker agreda al menos en un 10% de sus trades, también un robot puede automatizar esta función para interpretar cuándo está llegando al tope como agredido y cuándo debe cumplir con el porcentaje como agresor. 

La solución de ArQuants para los market makers

ArQuants es la primera plataforma cloud de trading algorítmico que permite desarrollar y crear estrategias de negociación múltiples, a medida y en simultáneo. 

Gracias a que está desarrollada bajo los lineamientos de los nuevos programas de creación de mercados, instrumentos, deuda pública, mercado cambiario y cumpliendo con las normativas vigentes de cada país, es la herramienta de valor para las entidades o inversores que quieran presentarse como market maker.

La modalidad de operatoria en mercados financieros por medio de los algoritmos, reglas y procedimientos, habilita la automatización de todas las acciones en una mesa de operaciones.

Representa una solución para la etapa de negociación secundaria, momento en el que es necesario automatizar la compra y la venta para hacer el proceso de market making y estar en pantalla cotizando.

ArQuants permite introducir tecnología Quants para operar activos financieros de manera simple, confiable y segura. Por el momento, los emisores de programas de market maker no ofrecen a los postulantes una solución completa que integre una plataforma como la de ArQuants, pero a este ritmo, los market maker verán cada vez más oportunidades para ellos y para el mercado, de la mano del trading algorítmico.

Compartir esta noticia
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Otros Artículos

Suscríbete a nuestro Newsletter
No te pierdas las últimas noticias del mercado.

Algorithmic Process Automation (APA)

Esta es una “caja” de estrategias para el operador o trader, que le permite llevar adelante la optimización y minimización de errores, en la ejecución de tareas repetitivas dentro de una mesa de operaciones. Mejora de este modo la productividad y eficiencia del equipo de trabajo en el accionar diario.

Estrategias

Realice operaciones de canje entre dólar mep y cable mediante la operatoria de bonos o acciones. Para utilizar esta estrategia, debes configurar la cantidad de dólar cable a operar, el tipo de operación (compra o venta), el precio al que se desea realizar, y los títulos que se emplearán para realizar la operación.

Tiene como objetivo realizar una compra de un activo promediando un valor por debajo del máximo configurado. Está pensada para optimizar el flujo de una operación, consiguiendo el precio deseado sin la necesidad de la intervención de un operador. Se puede configurar el monto total a operar, el precio límite y por último el tamaño máximo de las órdenes.

Tiene como objetivo colocar un monto en una moneda determinada a tasa entre plazos. Pensado para poder optimizar el curso de operaciones de colocación a tasa a través de un algoritmo y no requiriendo una intervención activa de un operador.

Realizá operaciones de compra o venta de dólares mediante la operatoria de bonos o acciones. Para utilizar esta estrategia, debes configurar la cantidad de dólares a operar, el tipo de operación (compra o venta), el precio al que se desea realizar, y los títulos que se emplearán para realizar la operación.

Dada una posición tomada en un valor negociable, la desarmar y la rearma en otro valor negociable, respetando un ratio de precios configurado entre ambos.

Price Improvement Iceberg (PII). Esta estrategia busca estar siempre primera en el book de órdenes con el objetivo de discretizar una orden de compra o venta. Permite configurar precio límite, monto total a operar, límite de monto por orden y cuenta con un mecanismo para ocultarle al mercado su accionar, modificando las órdenes que va enviando en su tamaño.

Tiene como objetivo tomar un monto en una moneda determinada a tasa entre plazos. Pensado para poder optimizar el curso de operaciones de tomar tasa a través de un algoritmo y no requiriendo una intervención activa de un operador.

Tiene como objetivo realizar una venta de un activo promediando un valor por debajo del máximo configurado. Está pensada para optimizar el flujo de una operación, consiguiendo el precio deseado sin la necesidad de la intervención de un operador. Se puede configurar el monto total a operar, el precio límite y por último el tamaño máximo de las órdenes.

Pensada para simplificar la gestión pasiva de liquidez de una gran cantidad de cuentas comitentes, esta estrategia permite la automatización en la ejecución de órdenes de cauciones colocadoras en el mercado. A partir de una lista de cuentas y saldos, el algoritmo envía órdenes al mercado siguiendo parámetros de plazo, tasa, agresión y tamaño. El resultado es la ejecución de cientos de órdenes en pocos minutos manteniendo un control global del proceso en cada momento.

Es un algoritmo pensado para simplificar el proceso de colocación de órdenes para tomar liquidez del mercado. A partir de un detalle de saldo requerido por cuenta comitente y la definición del plazo (caución a t dias), el motor administra el envío de órdenes dentro de parámetros definidos de tasas objetivos y agresividad en la colocación. El resultado es la ejecución de cientos de órdenes en pocos minutos manteniendo un control global del proceso en cada momento.